jueves, 11 de diciembre de 2008

transporte

me subí al taxi porque ya me daba mucha flojera caminar a mi casa. el chofer comienza a ennumerar calles del sur que conoce, yo añado a la lista: Minerva. señorita, por favor no me mencione ese nombre. ¿le recuerda algo? a un antiguo amor. sueño con ella todas las noches. ¿y en dónde está? sus hermanos se la llevaron a Estados Unidos. Acá a la derecha por favor, ¿y por qué no le escribe? no tengo su dirección, pero puedo preguntarla en Acapulco. pues vaya usted para allá y de paso hace un viaje. sí señorita, tiene veintitrés años que no la veo y todavía me alegro cuando la sueño.

6 comentarios:

.Ana Mata. dijo...

Hermoso. Me encantó!

ш dijo...

esto es una reverenda ñoñería, pero.. tienes una errata en el link hacia el blog de la arriba firmante..

dice: ourplaground

saludos

Armandís de Mina dijo...

¡Órale! ¿En serio pasó? Está muy chida la historia. Ya tengo muchas ganas de verte.

Oriana dijo...

sí pasó. el señor usaba lentes.

Oriana dijo...

ya corregí la errata. muchas gracias por la ñoñería.

Paco Morales Hoil dijo...

No, si usaba lentes, era real. Tiene que. Aunque, debo admitirlo, todavía se me dificulta la estructuración de causas y consecuencias.